Todo lo que una piedra de cuarzo rosa puede hacer por tu rostro: el Gua Sha


¿Conoces el Gua Sha? Es una piedra de forma sinuosa de cuarzo rosa, jade u otros materiales que está causando furor entre las celebrities de EEUU. Poco a poco su uso se va expandiendo en España pero pocas son las afortunadas que ya lo han establecido dentro de sus rutinas de belleza. Una de ellas es Eugenia Silva, que en un artículo de In Style confesó que era adicta a esta curiosa pieza.



Qué es el Gua Sha

El Gua Sha es un masaje realizado sobre la piel de distintas zonas del cuerpo con una pieza, también llamada Gua Sha. Este masaje suele ser intenso, excepto en el rostro, que dependiendo de los resultados que quieras conseguir, se aplica con mayor o menor fuerza. El masaje facial con Gua Sha se hace a base de pases de distintos tipos (zigzag, pases largos o cortos, rotación, pulsación…) y de longitud homogénea. El masaje, según se realice, puede relajar, drenar, tonificar, esculpir, afinar o regenerar. Y, elijas el tipo que elijas, todos ellos te ayudan a prevenir la formación de arrugas y, lo que es mejor, a suavizarlas de una manera natural.

De dónde proviene el Gua Sha

Esta técnica de trabajo corporal surge de China hace unos 2000 años como terapia para diagnosticar, prevenir y curar enfermedades. Su uso se fue expandiendo por oriente y ahora aterriza en Occidente en su versión más cool: la facial.

Para qué sirve el masaje facial con Gua Sha

El masaje facial con este tipo de piedra, de bordes suaves y forma curiosa, sirve para relajar la musculatura del rostro, tan olvidada y que tanta importancia tiene en la belleza y equilibrio de nuestras facciones. Además ayuda a activar la circulación de esta zona aportándole más luz y más vitalidad a tu cara (como dice una fisio amiga, “donde hay sangre hay vida”) y a despertar el tejido conectivo del rostro animándole a la generación de nuevo colágeno que será el encargado de luchar contra la formación de arrugas y contra la odiada y odiosa flaccidez.

Cómo se usa el Gua Sha


Las diferentes zonas del Gua Sha se utilizan sobre diferentes zonas del rostro. Comenzamos activando la zona del esternón con pases vigorosos de arriba abajo. Se hacen varios pases por las clavículas hacia los hombros. Se continúa con la zona del cuello, en vertical, y se pasa a trabajar mentón y mandíbula, desde la zona central hacia las orejas. Para esta zona se utiliza la hendidura de la pieza, que encaja perfectamente con la estructura ósea de la cara. Luego se realizan pases por el contorno de los labios en las dos direcciones, por las mejillas hacia la sien, por la zona de los ojos, con sumo cuidado, por la frente, hacia arriba, terminando el pase en el cuero cabelludo y se termina dando un suave masaje a la cabeza.

Es por eso que este tipo de masaje puede utilizarse tanto como tratamiento como como terapia puntual. Muchas veces es utilizado justo antes de un evento para disfrutar de un efecto “belleza inmediata” por su espectacular efecto drenante Si lo que se busca es que ese efecto perdure y que este masaje vaya haciendo su trabajo más profundo se precisa algo de constancia. Por ello se recomiendan de 8 a 10 sesiones con una periodicidad de una vez por semana. Luego se puede realizar un masaje al mes como recordatorio para tus músculos y tu piel.


Además, es muy recomendable aprender la técnica y utilizar tu propio Gua Sha en el hogar. Incorporarlo a tu rutina de belleza como complemento a la aplicación de una ampolla de proteoglicanos o de una mascarilla nutritiva es un secreto de belleza que sin duda te solicitarán.


BENEFICIOS


· Reduce la hinchazón del rostro

· Reesculpe el contorno facial

· Activa la circulación

· Ayuda en la generación de colágeno y elastina

· Drena

· Relaja

· Evita la formación de arrugas

· Disminuye la profundidad de las arrugas ya formadas

· Suaviza la sintomatología del bruxismo

Precauciones


Este masaje debe ser aplicado con especial cuidado en personas con cuperosis o rosácea y con piel muy clara o muy fina. Al activar la circulación puede dejar en ocasiones pequeñas marcas (petequias) que desaparecen a los 3 ó 4 días, por eso debe ser aplicada con cuidado en algunas zonas como las mejillas, la nariz y el mentón para no alterar en exceso la microcirculación sanguínea de los capilares que irrigan la piel de esas zonas.


Tampoco es recomendable si se padece de algún tipo de lesión en la piel o acné.

Dónde hacerte un tratamiento

En España, hoy por hoy este tipo de masaje se realiza en el centro de Maiko Tahara en Madrid, y desde este mes en Zaragoza, en Centro Femenino SAMA de la mano de Ana Latorre.

Dónde aprender a usarla


En el Centro Femenino SAMA se realizan talleres para aprender el manejo de esta piedra que tiene un poder adictivo. Además de conocer su historia, se practican diferentes masajes sobre tu rostro experimentando la sensación y observando los efectos.


Más información: https://www.centrofemeninosama.es/cursos

Y ya sabes, si quieres estar a la última, píllate un Gua Sha (a la venta en Sama)