Buscar

Un ejercicio para el dolor de espalda

Prueba con cuidado.

01. Envuelve unos libros (de 4 a 6) en una toalla o manta. También puedes poner encima un cojín.


02. Túmbate sobre ellos colocando la parte de tu espalda donde se suele ubicar el cierre del sujetador. No estarás cómoda al principio, pero no debes sentir dolor. Si molesta mucho, busca tu posición perfecta.


03. Junta las plantas de los pies entre sí y deja caer las rodillas a los lados.


04. Lleva tus brazos hacia atrás. Sin forzar demasiado.


05. Suelta el abdomen y respira tranquila, dejando que se mueva libre.


06. Cierra los ojos.


07. Permanece de 3 a 5 minutos.


08. Sal despacio de la postura, sin agitarte demasiado, dejando caer el cuerpo a un lado y retirando tu bloque de libros.


09. Túmbate en Savasana y permite que tu cerebro descubra una nueva sensación en tu espalda.


10. Disfruta de la vida, pero YA


Un ejercicio estático para el dolor de espalda que, repetido en el tiempo, va a mejorar no solo la molestia sino también tu postura. ¡Venga! Anímate a probar.