top of page
Buscar

¿Quieres acertar con tus regalos? Piensa al revés

Si tiene mil bolsos, regálale uno más


Regalar nos hace felices


Egoístamente hablando, regalar es una acción maravillosa. Hace que nuestro cerebro segregue la química necesaria para producirnos placer y felicidad. Son 4 las hormonas que entran en nuestro torrente sanguíneo cuando nos paseamos entre villancicos y multitudes buscando el regalo perfecto: oxitocina, dopamina, serotonina y endorfinas.


Generalizando de manera algo burda, podemos decir que

  • La oxitocina es conocida como la hormona del amor

  • La dopamina es la hormona del placer

  • La serotonina nos da un ánimo tranquilo y calmado

  • Las endorfinas son encargadas de hacernos sentir felicidad


Regalar nos hace felices. Eso está genial. Pero podemos ir más allá. Hacernos felices a nosotros y al que recibe nuestro regalo acertando con él al 100%. Es más fácil de lo que creemos si pensamos al revés de como lo hacemos.


Acierta al 100% pensando al revés


La mente humana es curiosa. Cuando nos toca hacer un regalo, solemos pensar mal. Nuestra intención es, probablemente, buena. Pero solemos pensar mal. ¿Por qué? Porque hacemos una lectura errónea de las evidencias.


Vamos a verlo en el siguiente ejemplo:


Una persona manifiesta sus gustos por la cantidad de tiempo o dinero destina a ellos. Si alguien dedica 4 horas de su tiempo libre a la semana al tenis y una al yoga, está demostrando grosso modo que le gusta más lo primero que lo segundo. Sucede lo mismo si va mucho al cine pero no lee. Te está diciendo con sus costumbres qué le gusta más. Igualmente, si tiene 8 bolsos de temporada y sólo 1 par de guantes, es porque le gustan más los bolsos que los guantes, ¿no?


Cuando pensamos en regalarle algo a la persona de los bolsos, Bolsigirl, por ejemplo, el discurso que se repite es el siguiente. "¿Qué le regalamos a Bolsigirl por su cumpleaños? Un bolso no, que tiene muchos. Vamos a comprarle unos guantes que sólo tiene un par." Error.


Para acertar con un regalo tenemos que practicar la empatía a lo bestia

Si tiene muchos bolsos, ¿por qué es? Porque le encantan. Si piensas en ella, en su felicidad, ¿con qué le vas a hacer más feliz?.


Para acertar con un regalo tenemos que practicar la empatía a lo bestia, la que decía Marshall Rosemberg. "La empatía reside en la habilidad de estar presente sin opinión". Puede que 8 bolsos sean muchos. Pero tú no estás para decir cuántos bolsos son los suficientes. Tú estás para, sin opinar (lo siento) hacer feliz con tu regalo.


Si quieres acertar, observa y haz caso a las evidencias. Si quieres acertar, piensa al revés.


“Mira con los ojos de otro, escucha con los ojos de otro y siente con el corazón de otro” Alfred Adler

Comentários


bottom of page