top of page
Buscar

Ayuno Digital (2). NUEVAS IDEAS ANTE NUEVAS ADICCIONES.



6 horas y 37 minutos al día. En internet. Y en algunos lugares (Brasil, Argentina y Colombia), llegan a 9. Te lo conté ayer.


El móvil es una nueva adicción en la que estamos cayendo como moscas. Si te asustó el resultado del test, te cuento cosas que te pueden ayudar.


CUIDADO. EL ENEMIGO ES FUERTE.


Sun Tzu: autor de “El arte de la guerra” dice “: “Conoce a tu oponente, conócete a ti mismo y no pondrás en peligro tu victoria”. Detrás de cualquier adicción hay mucho estudio. ¿Por qué? Porque detrás de cualquier adicción hay mucho dinero. Y eso también engancha.


¿Sabes qué trucos usan para engancharnos al móvil y redes? Te cuento algunos, a ver si así, por lo menos, los reconoces.


  1. Consiguen generarnos un reforzamiento positivo intermitente: Las notificaciones y el contenido en redes sociales nos las vas mostrando de manera intermitente y atractiva. Eso nos genera la misma “incertidumbre placentera” que dan las máquinas tragamonedas. Sí. Otra vez. Flipa. La expectativa de encontrar algo interesante o emocionante cada vez que revisamos el móvil aumenta nuestra necesidad de hacerlo con frecuencia. Con mucha frecuencia. ¿O no?. Y ya nos han inoculado, sin casi enterarnos, a modo de chip, la “incertidumbre placentera”.

  2. El efecto “desplazamiento infinito” o "scroll eterno" es una técnica de diseño que consiste en cargar de forma continua nuevo contenido a medida que nos desplazamos hacia abajo en la página o en la aplicación, sin un punto de fin aparente., lo que provoca que sigamos navegando ad eternum o “hasta el infinito y más allá” en busca de más información. Nos crea la ilusión de que el contenido es inagotable, ya que siempre hay más para ver simplemente yendo hacia abajo. Apunta a que esas 6 horas y 37 minutos vayan engordando hasta engullirnos. Un horror. Y sí, vamos hacia abajo, hacia el abismo.

  3. Los colores y el diseño están requetetrabajados: El enemigo usa colores brillantes y atractivos para captar nuestra atención. Además, utiliza un diseño centrado en nosotros para que la interfaz sea intuitiva y fácil de usar. Eso nos hace sentir seguros y bien al interactuar con ellas. La tela de araña se teje firme. Y nosotras somos las moscas.

  4. Esas nuevas dosis: las notificaciones. Son una estrategia súperefectiva para atraer nuestra atención. Las redes sociales utilizan estas notificaciones para informarnos sobre actividad reciente, menciones, mensajes o contenido nuevo. Todo lo que haga falta para que nos metamos otro pico (ya sé que la frase es muy ochentera, pero es muy de mi época) ¿Qué consiguen? Que volvamos constantemente. Engancharnos más. Otro pico.

  5. Eres importante para nosotros, eres de la pandilla, no estás sola, eres “uno de los nuestros” (por cierto, peliculón). El ser humano es un ser social por naturaleza. Las redes sociales promueven esa sensación de comunidad y pertenencia al permitirnos conectarnos con amigos, familiares y desconocidos de todo el mundo con los que compartes intereses. Esta sensación de pertenencia y conexión emocional nos lleva a pasar más tiempo enganchados. Porque nos hace sentir acompañados, nos hace sentir bien. Otra bonita trampa.

Todos estos trucos se basan en técnicas de psicología y diseño que buscan aumentar la interacción y el tiempo dedicado a las redes sociales y el uso del móvil. Es importante ser consciente de . Hay que conocer al enemigo. Y éste es la bomba.



El término "ayuno digital" surge de una analogía con el ayuno alimentario, una práctica en la que nos abstenemos de consumir alimentos durante un período de tiempo específico para depurar el cuerpo y obtener beneficios para la salud. De manera similar, el ayuno digital busca "limpiar" la mente y reducir los posibles efectos negativos del uso excesivo de la tecnología.


Existen lugares y programas especializados para realizar una cura de desintoxicación del móvil y reducir la dependencia o adicción a la tecnología. Suelen denominarse "campamentos de desintoxicación digital", "retiros digitales" o "desconexión digital".

Son programas diseñados para ayudar a desconectarse de los dispositivos electrónicos y el uso excesivo de tecnología. se llevan a cabo en lugares tranquilos y naturales, donde los asistentes pueden estar lejos de las distracciones digitales y enfocarse en actividades que promueven el bienestar físico y mental. Además ( y ayuda bastante en la consecución del objetivo, jjjjjjjjj) te suelen Invitar (por decirlo de manera elegante) a dejar tu móvil en la entrada y tenerlo a buen recaudo hasta tu salida.


Durante estos retiros, los participantes disfrutan de actividades al aire libre, ejercicios de relajación, meditación, talleres de habilidades sociales, terapia grupal, yoga, mindfulness… Cosas que fomentan la desconexión digital y la conexión con el mundo real y con los demás.


RESETEATE. ¿Cómo hacer un DETOX DIGITAL casero?


Vale. Entiendo que lo del Retiro, o no es tentador o no es lo que mejor encaja en tu vida en estos momentos. ¿Entonces? Pues aquí estoy yo. Y ahí estás tu. Vamos a por ello.


24 consejos para un detox digital de 24 horas:


  1. Establece un horario: Decide exactamente fecha y horario exacto de 24 horas para tu completo detox de dispositivos electrónicos.

  2. Informa a familiares o amigos sobre tu detox digital para que estén al tanto y respeten tu tiempo de desconexión.

  3. Apaga las notificaciones: Desactiva las notificaciones en tu teléfono y otros dispositivos para evitar interrupciones.

  4. Establece una alarma: Configura una alarma o temporizador para recordarte cuándo comenzará y finalizará tu detox digital.

  5. Desconecta la WiFi: además de evitar la tentación de conectarte limpias el ambiente de ondas electromagnéticas, según los principios del Feng Shui promoverás una mejor calidad del sueño y un ambiente más equilibrado.

  6. Deja el teléfono en modo avión. Duro, pero muy muy práctico.

  7. Lee un libro que te interese.

  8. Haz ejercicio: Sal a caminar, correr o realizar alguna actividad física que disfrutes.

  9. Practica la meditación. ¡¡Solo con intentarlo ya está bien!!

  10. Conecta con la naturaleza: Sal al aire libre y disfruta del entorno natural.

  11. Escribe en un diario: Refleja tus pensamientos y sentimientos en un diario o cuaderno.

  12. Disfruta de actividades hechas con las manos, como pintar paredes, limpiar, barnizar, restaurar… Es puro zen.

  13. Cocina una comida saludable: Dedica tiempo a preparar y disfrutar de una comida equilibrada.

  14. Juega juegos de mesa: Juega con amigos o familiares a juegos de mesa tradicionales.

  15. Queda con alguien en persona y entabla una conversación interesante ( o no…)

  16. Escucha música sin distracciones digitales. Lo siento,, Spotify no se valeeee.

  17. Practica la gratitud: Reflexiona sobre las cosas por las que estás agradecido en la vida.

  18. Haz ejercicios de respiración: Practica técnicas de respiración para reducir el estrés y la ansiedad. Exhalación más larga que inhalación.

  19. Escribe (sí, con papel y lápiz) actividades futuras o proyectos que tengas sin recurrir a dispositivos electrónicos.

  20. Observa el entorno: Tómate el tiempo para observar y apreciar detalles en tu entorno que normalmente pasa por alto.

  21. Realiza ejercicios de mindfulness o atención plena para reducir el estrés. Si no sabes cómo hacer, busca y escribe los ejercicios que harás en tu detox para no echar de menos el móvil.

  22. Participa en un taller o curso presencial: Inscríbete en un taller o curso presencial (ah, ¡¡y con anticipación a tu cita detox!!)sobre un tema que te interese para aprender de manera práctica y desconectada.

  23. Haz un rompecabezas, un puzzle, un sudoku, un cricugrama… para estimular tu mente y relajarte.

  24. Dedica tiempo a hacer manualidades o proyectos creativos utilizando materiales como arcilla, pinturas, tejidos, etc.


Recuerda que el detox digital es una oportunidad para reconectar contigo misma y con el mundo que te rodea. Disfruta de esta experiencia y valora cómo te sientes después de este período sin dispositivos electrónicos. Sí. La palabra es LIBERTAD-


Dicho esto, un detox digital efectivo generalmente requiere un período de tiempo significativo para desconectarse y experimentar los beneficios de la reducción del uso de dispositivos. Algunas personas encuentran útiles un detox de un día, como la desconexión durante 24 horas que te he contado antes. Esto puede servir como un buen punto de partida y nos puede dar perspectiva sobre el impacto de la tecnología en nuestras vidas.


Sin embargo, para una desconexión más profunda y efectiva, sería preferible optar por desintoxicación digital de una semana o incluso de varias semanas. ¿A ti también te da vértigo?. El verano es buen momento.


Durante un detox más prolongado, es posible experimentar una mayor claridad mental, un mejor sueño, una mejora en las relaciones interpersonales y una mayor capacidad para aumentar las actividades sin distracciones.

Además un detox digital no tiene que ser un evento único. Podemos realizar detox digital más cortos de forma regular, como un día a la semana o algunos días al mes.


PROBLEMAS DEL DETOX DIGITAL


Aunque suene bonito, desengancharte del móvil y reducir significativamente su uso plantea problemillas. Físicos y prácticos. No todo es fantástico ni el camino es fácil. Te avanzo algo:


  1. Ansiedad de estar desconectada. Esta sensación puede ser temporal hasta que te acostumbres a la desconexión.

  2. Aburrimiento. Es importante encontrar actividades alternativas que te gusten para ocupar tu tiempo libre. Una idea es hacer una lista antes.

  3. FOMO (Fear of Missing Out): Podrías sentir el temor de perderte cosas que sucedan en las redes mientras estás desconectada. Normal, es el mono del yonki. Recordar que estos eventos no son tan importantes. Y puedes ponerte al día más tarde. Eso te calmará.

  4. Al desconectarte, podrías darte cuenta de tu dependencia emocional del móvil. Es fundamental conocerse para trabajarse. Sin miedo.

  5. Menos comunicación instantánea. Eso, aunque asuste, libera muchísimo de estrés. Ese enganche genera mucha tensión. En su lugar, puedes optar por comunicarte más cara a cara o por llamadas telefónicas.

  6. Resistencia de otros: Puedes encontrarte con la resistencia o incomodidad de otros que aún están conectados digitalmente y esperan respuestas rápidas. Explica tu silencio previamente (en tus estados o perfil)

  7. Comunicación y coordinación: Al dejar de utilizar aplicaciones de mensajería instantánea o redes sociales, será más difícil coordinar actividades con amigos o la familia.

  8. Acceso a información: Al reducir el uso del móvil, vas a tener menos acceso inmediato a la información. Te vas a sorprender muchas veces echando la mano hacia el móvil como si fueras una pistolera a punto de desenfundar. Una penica.

  9. Navegación y mapas: Al dejar de utilizar el móvil para la navegación y mapas, tendrás que volver a buscar habilidades para encontrar rutas o direcciones.

  10. Recordatorios y alarmas: Si confías en tu móvil para recordar cosas, para alarmas o para programar eventos, tendrás que buscar un medio alternativo. Antes lo hacían.

  11. Fotografía y videos. Otro superenganche. Podrás perderte momentos importantes sin la posibilidad de capturarlos. Quizás te sirva para vivirlas en primer plano.

  12. Si utilizas tu móvil para comunicarte con clientes o para el trabajo (quién no lo hace hoy en día así) tendrás que organizarte bien para gestionar y no engancharte. Todo un reto.

  13. Pago y banca en línea. Lo sé. Una faena. Quizás nos ayude a comprar menos…

Es importante tener en cuenta que, aunque estos problemas pueden surgir al principio, con el tiempo es posible encontrar alternativas y soluciones para cada uno de ellos. La idea del detox digital no es eliminar por completo el uso del móvil, sino encontrar un equilibrio saludable que te permita disfrutar de sus ventajas sin caer en una dependencia poco saludable.


VENTAJAS DEL DETOX DIGITAL


  1. Ya hemos visto algunos problemas (seguro que hay más). Toca sopesarlos con las ventajas que nos va a reportar el desenganche del móvil

  2. Reducir el uso excesivo del móvil disminuye la ansiedad, el estrés y la sensación de estar siempre conectado. Esto mejora la salud mental

  3. Al liberarte de la dependencia del móvil, puedes mejorar tu capacidad de concentración, lo que aumenta la productividad y eficiencia.

  4. Sueño de mejor calidad y descanso más reparador.

  5. Mejor comunicación interpersonal: Al reducir el tiempo en el móvil, puedes dedicar más tiempo a comunicarte cara a cara con amigos y seres queridos, fortaleciendo las relaciones interpersonales. Claro, el reto va a estar en que dejen de un lado su móvil y te hagan caso…

  6. Mayor creatividad: Al desconectarte del móvil, liberas tu mente y ésta se pone a explorar actividades creativas, nuevas ideas y perspectivas diferentes- Le toca trabajar a nuestro cerebro, ya no recibe la comida masticada.

  7. Más tiempo para ti y para tus cosas: hobbies, ejercicios, lectura y aficiones.

  8. Mejora de la salud física: Al reducir el tiempo sedentario con el móvil, es más probable que aumente la actividad física y mejores tu salud cardiovascular y bienestar general.

  9. Reducción de la comparación social: Al desconectarte del móvil, evitarás compararte constantemente con otras en las redes sociales, lo que mejorará tu autoestima y autoaceptación.

  10. Mayor tiempo para la reflexión y autoconocimiento. Al liberarte del constante bombardeo de información del móvil, encontramos más tiempo para reflexionar sobre pensamientos y emociones (eh, sin pasarte), lo que puede conducir a un mayor autoconocimiento.

  11. Estarás más presente en el momento y disfrutarás más de las experiencias cotidianas.

  12. Va a notar cómo tienes una mayor sensación de control sobre tu vida y sobre tu tiempo.

  13. En general te vas a notar más pacifica, más relajada, más tranquila.

  14. Va a mejorar tu dolor de la espalda alta, del cuello. Sí. Tu cabeza no va a estar tanto inclinada hacia delante, y ¡¡eso es un descanso para tus cervicales!!

  15. Lo más brutal, lo más enorgullecedor, lo mejor: Te vas a sentir, y vas a ser MÁS LIBRE.


Tranquila, reducir la dependencia del móvil no implica eliminar su uso por completo, sino encontrar un equilibrio saludable en el que podamos aprovechar sus ventajas sin que afecte negativamente a nuestro bienestar.


Al tomar conciencia de nuestra relación con el móvil y establecer límites saludables, disfrutaremos de una vida más equilibrada y satisfactoria.


Y se trataba de eso, ¿no?. Feliz vida, amiga.



コメント


bottom of page