PRACTICA EL SILENCIO


En algunos de los retiros y cursos que he realizado a lo largo de mi vida he practicado jornadas de silencio. Sólo después de practicar el silencio rodeada de personas, en circunstancias en las que no hablar resulta extraño, como en una comida o en un paseo en compañía, descubres su grandeza.


Nuestra mente está en constante actividad. Su forma de relacionarse con nosotras es a través de palabras. Sí, también imágenes y sensaciones, pero fundamentalmente son palabras. Con las palabras la mente nos muestra sus pensamientos. En muchas ocasiones esas palabras las verbalizamos. En otras (pocas…), no. Pero en cualquier caso, ahí están, en la rampa de salida, palabras preparadas para escapar de nuestra boca a la menor ocasión. El hecho de no decirlas, nos da una distancia que nos permite la observación.

  • La observación consciente de ese parloteo interior suele ser una de las acciones que primero surgen en un proceso de coaching: nos da una información valiosísima.

  • En una meditación nos dedicamos a la observación de un modo inactivo: nos da una relajación preciosísima.

¿Qué nos aporta el silencio a voluntad?

Durante mi periodo de formación en la India se proponía practicar el silencio de forma voluntaria. Yo opté por ello. Te ponías una marca en la frente para que supieran que estabas en ese trabajo. ¿Trabajo? Sí, porque realmente cuesta esfuerzzo.

¿Qué descubrí?

  • El silencio verbal conlleva silencio mental. Nuestra mente, al saber que no vamos a participar en su diálogo, se relaja en esa formación de ideas, de frases, de respuestas, de argumentos.

  • Tras 24 horas de silencio la sensación es la de que tu mente ha disfrutado de un maravilloso y relajante baño de espuma.

  • Tu verdadero YO, tiene más espacio.

Practicar el silencio, de manera voluntaria, y en un entorno en el que el hablar sería lo común, es un viaje interesante. Investiga. Experimenta. Prueba. Juega.

Descubrirás una dimensión interior a la que te gustará acceder de vez en cuando. Un espacio de calma. Un espacio de salud. Un espacio para ti. Un espacio de paz.

Practica el silencio. Y disfruta de la vida, pero Ya