Valora de 1 al 10 siendo 10 el valor máximo


Voy a compartir contigo una extraordinaria herramienta de gestión del estrés: la priorización. Valora del 1 al 10 siendo 10 el valor máximo. Es una de mis frases favoritas. La uso mucho en mis procesos de coaching. Al principio me miran raro, pero cuando entran a jugar, se sorprenden de los resultados.

Si observásemos nuestro pensamiento, nos daríamos cuenta de lo histriónico que es a veces. Nos azuza, no para de hablar, tiende al drama, Esa voz interior que en nuestra vida cotidiana nos mete tanta prisa, nos asusta, nos preocupa, no tiene ni idea de ordenar por importancia. Todo es urgente, fundamental, imprescindible...


¿Qué podemos hacer para gestionar una cabeza revuelta?

Valorar. Y utilizando una escala numérica. Con la suficiente holgura con para darnos matices. Del 1 al 10. Como en el cole, como en las notas

Ponerle un valor a las cosas que tenemos que hacer, nos va a dar un mapa claro de por dónde empezar, de qué es lo que más nos agobia y qué no tiene importancia como para pensar en ello dos minutos.

Evaluar lo que consideramos problemas graves, va a darnos un sorprendente resultado que nos va a reportar paz.

Nos va a ayudar también a gestionar nuestros enfados, a manejar nuestros nervios, a controlar nuestro tiempo. Y nuestros proyectos. Y nuestros deseos.

Prueba, valora, del 1 al 10 siendo 10 el valor máximo Y disfruta de la vida, pero ya.