Buscar

Las 7 preguntas clave sobre... el Yoga Facial


Conocí a Maiko Tahara buscando información sobre el yoga facial. Ahora viene a Zaragoza a SAMA a impartir un taller. Y me pregunto, ¿es el Yoga facial una alternativa al bótox? Podría serlo. Si somos constantes en su práctica.

Esta disciplina, de reciente creación, está causando furor en EE.UU. De hecho, allí es habitual tener un coach o entrenador facial. Será o no un delirio, pero lo que me llama la atención es que, si para fortalecer el cuerpo utilizamos el ejercicio físico, para fortalecer la cara… ¿por qué recurrimos a la aparatología, las jeringuillas, los rellenos?

Pensemos un poco, así, con sentido común. Los músculos responden bien al trabajo. Cuando queremos remodelar nuestro abdomen, piernas, glúteos, hacemos sentadillas o abdominales. Si queremos remodelar nuestro rostro… ejercitemos su musculatura. Sencillo, ¿no?

1. ¿QUÉ ES EL YOGA FACIAL?

Una serie de ejercicios, estiramientos y masajes en los músculos de la cara, cráneo y cuello para relajarlos, activarlos y fortalecerlos.

2. ¿CUÁLES SON SUS BENEFICIOS?

Los beneficios de esta práctica son estéticos, físicos y psicológicos. Mejoran tu aspecto, tu salud y tu autoestima.

Entrando en detalle, la práctica del yoga facial regularmente:

  • Activa la circulación del rostro

  • La piel se tonifica, se oxigena, recupera textura

  • Combate los signos de cansancio y la flacidez

  • Recompone volúmenes perdidos

  • Relaja la musculatura contracturada, como la de las órbitas oculares, sometida a un exceso de trabajo por el uso del ordenador o de los móviles, o la de la mandíbula, tan perjudicada por el estrés

  • Contribuye a la regeneración celular

  • Retrasa la aparición de arrugas

  • Atenúa la intensidad de las arrugas existentes

3. ¿PARA QUÉ SIRVE?

Vamos a observar, una vez vayamos realizando nuestra tabla, que este ejercicio:

  • Reafirma párpados

  • Recupera el óvalo facial

  • Recupera volúmenes en mejillas y labio

  • Relaja el entrecejo, previniendo la aparición de arrugas

  • Relaja la frente, previniendo la aparición de arrugas

  • Eleva la nariz

  • Suaviza el surco nasogeriano

  • Rehabilita en casos de parálisis facial


4. ¿CÓMO SE HACE?

Es recomendable realizarlo frente a un espejo, ya que hay que hacer los ejercicios bien. La cara limpia, seca e hidratada.

  • Se va ejerciendo presión con los dedos en una dirección concreta mientras se mueve el músculo en dirección contraria

  • Se