Buscar

10 REMEDIOS CONTRA LAS PIERNAS CANSADAS

Comienza el verano y con él los primeros calores. Nos ponemos sandalias y quizás empecemos a notar que nuestros pies se hinchan y las piernas cada vez se sienten más pesadas.


Practica yoga en zaragoza para evitar las piernas cansadas
Las posiciones invertidas en yoga te ayudarán

¿Cuáles son los motivos?


Una circulación con problemas y la retención de líquidos son dos de los motivos más habituales. En esta entrada voy a hablarte, en concreto, de la primera causa. No me voy a meter ni con el tabaco, ni con el café, ni con el alcohol, ni con las grasas. Me voy a meter con tu horario laboral. Y solo un poco.


Los hábitos de la vida cotidiana distan de ser saludables, y eso afecta a nuestro organismo. Los trabajos de despacho, y, en general, en los que se permanece mucho tiempo sentado, van en contra de una buena salud. Son posiciones sedentes impiden el buen discurrir de la circulación. Si pasas mucho tiempo de pie, también tendrás problemas. Y si eres mujer, casi seguro. Según un estudio publicado en la Revista de Cirugía Española, 2014, los problemas circulatorios "prevalecen en las mujeres (73%)” Y además “los síntomas más frecuentes son las piernas pesadas (55%), el dolor en las piernas (46%) y la sensación de hinchazón (36%). En aquellos pacientes con síntomas, estos se exacerban con más frecuencia al terminar el día (63%), y en el verano"


Así que ya sabes que 7 de cada 10 de nosotras lo pasaremos mal este verano... si no ponemos remedio. ¿Lo hacemos?


10 REMEDIOS CONTRA LAS PIERNAS CANSADAS


Te voy a dar 10 remedios contra las piernas cansadas para que elijas de entre ellos dos o tres, no más. Ahora bien, lo que optes por hacer, comprométete con tus piernas y ¡hazlo!. Te lo agradecerán ellas y te lo agradecerás tú.


También puedes probar, elegir qué es lo que mejor te funciona, y hacer exactamente eso. Pero sólo 2 ó 3 cosas. Si no, abandonarás. ¿Vamos?


1. Yoga y piernas cansadas


Cualquier postura invertida, aquellas en las que te coloques la pelvis por encima del corazón, te puede ser útil. Todas ellas favorecen la circulación. Elige de entre estas tres la que más te guste… o altérnalas.


Sirsasana la postura sobre la cabeza. Toda una salvaguarda para tu organismo. Facilita el retorno venoso.


Sarvangasana, según B.K.S. Iyengar, la madre de todas las asanas. Mi consejo es que te pongas cerca el reloj y permanezcas entre 3 y 5 minutos.


Viparita Karani, la más sencilla y la más relajante. Puedes hacerla con un cojín de apoyo en las lumbares. Las piernas deben estar estiradas pero sin tensión.


Una postura invertida facilita el retorno venoso. Practica yoga en zaragoza
Elige qué postura te gusta más y descansa tus piernas con ella

2. Gua sha


La piedra que tan de moda se está poniendo en las redes sociales, y con la que trabajamos en SAMA en muchas de las sesiones de Yoga Facial, tiene muchas utilidades. Para tus piernas cansadas o para tu dolor de piernas debes usarla con arrastres de unos 10 ó 15 centímetros de longitud, desde el tobillo hacia arriba. Ya verás qué gusto.


3. Ventosas o cupping


Con más de 3000 años de antigüedad, es uno de mis métodos de trabajo favoritos. Necesitarás aceite para que las ventosas se deslicen por tu piel. Controla tú la succión que eliges (la ventosas que yo uso son de silicona y se adaptan muy bien al cuerpo). El recorrido, como siempre, hacia arriba. Incluye los muslos, pero con sumo cuidado en su zona interna. Allí hazlo con más suavidad, es decir, con una succión menor. Y si tienes varices, no pases la ventosa por encima.


Un secreto. ¿Sabías que las ventosas o cupping también son excelentes para combatir la celulitis?. Te lo contaré en otro post. Si quieres que te avise, suscríbete al blog y te mantendré informada.


4. Ducha de agua fría


Un clásico, terminar la ducha con agua fría por tus piernas. Comienza aplicándola por los tobillos y ve subiendo. Aguanta con la temperatura lo más baja que lo que puedas.


Si no te gusta mucho este método (si eres friolera, lo entiendo), puedes humedecer una toalla con agua fría y darte un masaje en círculos desde la parte más baja de las piernas hacia las ingles. Descansa mucho.


5. Caminar


Caminar es bueno para todo, para el corazón, para adelgazar, para las varices, para la celulitis y también para las piernas cansadas y el dolor de piernas. ¿Sabías que a los músculos de las piernas se les conoce como el segundo corazón? Ejercitarlos propicia, con sus contracciones, la circulación de retorno. Como el calor en Zaragoza es intenso, aprovecha las primeras o últimas horas del día para darte un largo paseo. También suman los breves, así que… a moverse.


6. Andar de puntillas