YOGA FACIAL

El Yoga Facial es una disciplina relativamente nueva que cada vez va adquiriendo más adeptos. A cada pensamiento hay una reacción muscular. Los músculos de la cara trabajan mucho diariamente. Necesitan relajación, por un lado, y activación consciente para mantenerlos firmes por otro. Las sesiones de Yoga Facial son un buen modo de mantener un rostro equilibrado, sereno y dinámico.

¿Qué resultados se obtiene?

El Yoga Facial tiene efectos a nivel físico y a nivel psíquico. Se previene la creación de arrugas, al incrementar el riego sanguíneo. Se activa la producción de colágeno y elastina, factores imprescindibles en la salud y aspecto de la piel. El trabajo muscular previene y combate la flacidez.

¿Cómo es una sesión de Yoga Facial??

Trabajamos sentadas en el suelo. Siempre empezamos con unas respiraciones para tomar consciencia de nuestro estado interior en general y de la tensión facial en concreto. Relajamos y comenzamos con la sesión.

Durante los 20 minutos que dura la clase, alternamos ejercicios de musculación con técnicas de automasaje y con Gua Sha. La intensidad la pone la persona. Finalizamos con tapping facial y palming sobre la cara para sellar la energía y la relajación final.

Se trabaja escote, cuello, mandíbula, mentón, orejas, mejillas, ojos, frente, entrecejo y cuero cabelludo. Todo un recorrido por nuestra fisonomía.

Los talleres de Yoga Facial

Varias veces al año programamos nuestro Taller de Yoga Facial a cargo de Maiko Tahara. En dos horas de duración aprendes movimientos básico para ejercitar la musculatura, técnicas de automasaje y los 21 puntos de acupuntura facial.

Si quieres recibir información, puedes suscribirte a la Newsletter y te mantendremos informada de las actividades.

Un paseo por el blog, por entradas relacionadas con yoga facial