Nunca volverás a vivir un día como hoy


No nos damos cuenta. No nos paramos a pensarlo. ¿Pereza? ¿Miedo? ¿Inconsciencia? Sea cual sea la causa, pongamos remedio. Vamos consumiendo días como si fueran cosas repetitivas. "Estoy de lunes" "Esperando al viernes" "Todos los domingos lo mismo" ¿Nos escuchamos? SOLO HAY UN DÍA COMO EL DE HOY. Por ejemplo, ¿cuantos miércoles 7 de diciembre de 2016 vamos a tener la oportunidad de vivir? UNO. Sólo uno. Si nos hacemos conscientes de ello, quizás consigamos vivir más intensamente, y en consecuencia, ser más felices.

Para estrenar este 2017 te propongo que compres un calendario DIARIO. De bloque, de pared. Arranca la hoja del día que ha terminado. ¿Lo has vivido o lo has dejado pasar? ¿Y que piensas hacer con el que empieza? TIC TAC TIC TAC. Solo tenemos una oportunidad.